Pudding de vainilla y moras- un postre delicioso

Nos hemos enamorado de nuestra nueva receta de pudding de vainilla y moras. Muy rico, casero y fácil de preparar. Podéis comerlo caliente o frío, con moras o con otras frutas que más os gusten. Es un pudding natural, hecho con leche, sin conservantes. Perfecto para toda la familia.

Para preparar nuestro pudding de vainilla y moras vamos a necesitar:
  • 2 vasos de leche semidesnatada (500 ml)
  • 3 cucharadas grandes de azúcar
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 1/2 vaina de vainilla
  • 2 cucharadas grandes de maizena
  • 2 yemas de huevo
  • moras (más o menos 15 moras)
  • mermelada de arándanos o frutos rojos o frutas del bosque

También vamos a necesitar unos botes de cristal para servirlo. Nosotros hemos comprado los botes en IKEA pero vosotros podéis comprar unos parecidos en Amazon, por ejemplo:


¡Te regalamos nuestro eBook! (1)

La preparación:
  1. En una olla ponemos 1 vaso y 1/2 de leche, la mantequilla, la vainilla y el azúcar y cocinamos a fuego muy bajo (nosotros al 4 teniéndo un máximo de 9) hasta que empiece a hervir. Eso va a tardar un poco. Mientras , podemos mezclar la leche. Lo hacemos a fuego bajo para que la leche no se queme.
  2.  En un cuenco mezclamos 1/2 vaso de leche con 2 cucharadas grandes de maizena.
  3. En otro cuenco separamos las yemas de las claras y añadimos las yemas a nuestra mezcla de leche con maizena.
  4. Cuando la leche hierva, ponemos la mezcla de leche, maizena y azúcar. Lo hacemos rápido para que no se formen grumos. Y mezclamos lentamente todo el tiempo. No subimos el fuego. Mezclamos hasta que la masa se ponga más densa. Esto puede tardar hasta 10 minutos.
  5. Después de éste tiempo, ponemos el pudding de vainilla a nuestros botes.
  6. Decoramos con una cucharada grande de mermelada y con las moras.

Y ya está! Podéis comer el pudding de vainilla con moras caliente o frío. A nosotros nos gusta más frío. Gracias a los botes que hemos usado (los botes que se cierren fácilmente) para servir nuestro pudding, es muy fácil guardarlo en la nevera. Ya que una vez guardados, podéis comerlo durante 3 días.

Buen provecho,

Marta&Fredy

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial