Caracolas de pasta rellenas de espinaca y queso ricotta

Caracolas de pasta rellenas con espinaca y queso ricotta

Nos gusta mucho la cocina italiana. Por eso hoy tenemos para vosotros una receta de caracolas de pasta rellenas de espinaca y queso ricotta. Al principio queríamos preparar unas conchas de pasta y rellenarlas pero no podríamos encontrar este tipo de pasta en la tienda. Por eso hemos modificado un poco la receta y hemos rellenado las caracolas que también son conocidas como pasta lumaconi. Nosotros hemos preparado 30 caracolas y las hemos dividido en dos partes para tener comida para dos días. Pero os enseñamos como preparar una porción para 2 personas.

Caracolas de pasta rellenas con espinaca y queso ricotta

Para preparar las caracolas de pasta rellenas con espinaca y queso ricotta vamos a necesitar (para 2 personas):
  • 16 caracolas de pasta grandes
  • 50 gramos de hojas de espinaca (puede ser congeladas)
  • 1/2 cebolla grande
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 lata de tomate triturado
  • 1/2 lata de tomate troceado
  • 20 ml de nata para cocinar
  • 250 gramos de ricotta
  • 100 gramos de queso rallado (puede ser gouda o mozarella)
  • sal
  • pimienta
  • orégano
  • aceite de oliva

También vamos a necesitar una manga pastelera para rellenar las conchas. Podéis usar una manga desechable como estas:

La preparación:
  1. Cocinamos las caracolas de pasta. Ponemos agua en una olla grande. Ponemos un poco de sal. Cuando el agua esté hirviendo, añadimos las caracolas de pasta y cocinamos un minuto menos de lo que ponga en el paquete.
  2. Cuando las caracolas estén hechas, las sacamos del agua y las dejamos enfriar.
  3. En otra olla vamos a hervir agua. Cuando el agua esté hirviendo ponemos las hojas de espinaca congeladas y cocinamos durante 5 minutos. Después de éste tiempo, sacamos las hojas de espinaca, las escurrimos y las picamos con un cuchillo.
  4. Picamos la cebolla y el diente de ajo. En una sartén con aceite de oliva freímos la cebolla y el diente de ajo.
  5. Cuando la cebolla esté pochada, guardamos la mitad de esta cebolla en un plato y la otra mitad la dejamos en la sartén.
  6. Ahora añadimos a la sartén las hojas de espinaca picadas. Freímos durante 2 minutos. Y después de éste tiempo añadimos la nata. Mezclamos todo y lo dejamos 3 minutos más mezclando todo el tiempo.
  7. Luego, sacamos la cebolla con el ajo y las hojas de espinaca a un cuenco. Añadimos el queso ricotta, sal y pimienta. Mezclamos todo muy bien hasta que se unan todos los ingredientes. Probamos , si es necesario añadimos más sal y más pimienta.
  8. Ahora vamos a preparar la salsa de tomate.
  9. En una olla ponemos el tomate triturado y el tomate troceado. Añadimos la cebolla que teníamos guardada en un plato. Añadimos un poco de sal y un poco de piemienta. Mezclamos todo y cocinamos durante 15 minutos para que la salsa se reduzca y ponga más densa.
  10. Una vez la salsa esté reducida, la ponemos a nuestro molde. Nosotros hemos usado un molde de cristal para horno (28 x 17 x 4). Podéis comprar uno parecido en la tienda online Amazon:

11. Ahora vamos a rellenar nuestras caracolas de pasta. Ponemos el relleno a una manga pastelera y rellenamos generosamente  las caracolas.

12. Una vez estén rellenas, las ponemos encima de la salsa de tomate.

13. Al final ponemos el queso rallado encima de las caracolas.

14. Calentamos el horno a 180’C y ponemos el molde al horno durante 20-25 minutos.

Y ya está! A comer estas ricas caracolas de pasta rellenas de espinaca y queso ricotta. Mmmmm han salido buenísimas.

Buen provecho,

Marta&Fredy


¡Si te gusta nuestra receta, por favor compártela y deja un comentario!


 

Un Comentario
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial